Consola Multijuegos Retro

Este artículo está dedicado a todos aquellos que se dejaban la paga en los salones recreativos jugando interminables partidas a los juegos de las máquinas. Ahora es posible revivir aquellos buenos momentos de nuestra juventud con una recreación de aquellas máquinas y sus juegos clásicos pero con la ventaja de que lo tenemos en casa y puede incluir miles de juegos.

Al igual que las máquinas arcade originales, se pueden encontrar en formato completo (arcade cabinet), o algo más pequeño si va destinado a niños (arcade lowboy), también los hay para 2 y 4 jugadores que tienen forma de mesa (arcade cocktail cabinet), pero si no disponemos de espacio suficiente en casa también podemos optar por el formato sobremesa (bartop) que es sólo la parte superior del mueble.

Existen varias empresas que construyen artesanalmente estos muebles, con posibilidad de personalizarlo y decorarlo a medida. Lo venden todo montado y listo para funcionar, un sistema multiarcade con un acabado profesional para los que estén dispuestos a desembolsar los más de 1.000€ que cuesta el capricho. No obstante, siempre tenemos la posibilidad de construirlo nosotros mismos según nuestro presupuesto, lo que resulta mucho más económico además de gratificante.

El primer paso es decidir lo que queremos y podemos hacer en función del espacio disponible en nuestrra casa y de lo que nos permita nuestra familia. La opción más realista es el “arcade cabinet” y el “lowboy” pero un mueble del tamaño de un frigorífico en el salón no siempre es viable; una “bartop”, que es sólo la parte superior de la máquina, se puede acomodar fácilmente encima de una mesa, mientras que una “arcade cocktail” prácticamente ya es una mesa.

La opción más simple es hacernos una consola de mandos, es decir, una caja con los mandos para 2 jugadores incluyendo en ella toda la circuitería necesaria para la emulación, tan solo hay que conectarlo a nuestro monitor y a jugar.

También podemos optar por una alternativa más original y elegante: transformar una mesa normal en una “arcade coffee table“, es la solución que me parece más adecuada, no transmite la misma sensación que una máquina original, pero para un uso esporádico es más que suficiente y además reduce considerablemente el riesgo de que nos echen de casa.

Una vez hayamos elegido el formato de nuestra máquina multijuegos, además de la parte de bricolaje tenemos que pensar en el hardware y el sistema de emulación que usaremos:

Siempre que sea posible recomiendo usar un PC, es la opción más potente y flexible además de permitirnos reciclar un viejo equipo que ya no usemos. Desde el pc podemos instalar un emulador como MAME y un lanzador como Hiperspin.

Si no disponemos de espacio suficiente donde ubicar un pc, o simplemente queremos los juegos ya preparados, la mejor opción es un sistema JAMMA multiarcade (Pandora, Elf, Godofgame…) que nos proporciona la tarjeta con todo lo necesario para conectar a los mandos y al monitor VGA a través del conector jamma.

Por último, la opción más económica y que menos espacio ocupa es usar una Raspberry Pi con un sistema operativo orientado a la emulación de sistemas arcade como Retropie o Recalbox

Construcción de una bartop con una Rpi3

Y otra versión de lo mismo

Hay muchos ejemplos de consolas arcade basadas en muebles de Ikea

Y si os parece complicado, en este video tenemos el montaje más simple

 

También te podría gustar...